Maestro : César Ramírez T.
 

El Tantra propone que el hombre no eyacule o por lo menos no lo haga hasta después de 4 ò 6 actos. Desde luego que tal tarea requiere de toda una tècnica, disciplina y un cambio de mentalidad hacia la mujer y el sexo.

Una de las diferencias básicas entre el sexo "tradicional" y el tántrico es que mientras en el primero, la pasión se agota con el tiempo; en el sexo tàntrico, el deseo, la energìa y el cuerpo se renuevan y revitalizan. Ademàs, podemos desarrollar el amor curativo, transformando nuestras emociones negativas en positivas.


Para el sexo Tàntrico la mujer es la manifestaciòn de una Diosa. En ella, estàn establecidos la virtud, la prosperidad y los buenos augurios. Por lo tanto un hombre debe honrar a su pareja como encarnaciòn de la diosa de la riqueza y la prosperidad - LAKSHMI


Todos los objetos deleitables de los sentidos se encuentran simultàneamente sòlo en la persona de la mujer y en ninguna otra parte.

Los hombres pertenecen a la energìa Yang (energia de polo positivo, masculina)
Al ser Yang, se excita rápidamente.
Pero también se retira rápidamente.
Las mujeres pertenecen a la energìa 
Yin (energia de polo negativo, femenina)
Al ser Yin, es más lenta a la hora de excitarse,
Pero también es más lenta en su retirada.

La mayoría de las mujeres tienen que abrir su mente y su corazón antes de poder manifestarse sexualmente. Este lento movimiento descendente de la energía en su cuerpo hacia los genitales también explica, por qué la mujer necesita más prolegómenos y más tiempo de caricias que le permitan alejar su energía de los pensamientos que la distraen. El Yang, por otra parte, se desplaza hacia arriba —como el fuego— desde los genitales del hombre hasta su corazón y su cabeza. Por eso los hombres se excitan más rápidamente que las mujeres y suelen necesitar menos juegos preliminares.

En general, la mayoría de los hombres pueden excitarse por contacto genital directo. Para ellos, esos son los preliminares. Se dice que los hombres están «enfocados en los genitales»; esto se debe a que su energía sexual comienza en sus genitales. A medida que asciende y se extiende por su cuerpo al hacer el amor, son mucho más capaces de conectar con su corazón y recibir el amor de sus parejas. Sin embargo, cuando un hombre eyacula rápidamente, toda su energía sexual se derrama sin elevarse a través de su cuerpo. La energía sexual nunca llega a su corazón, y el sexo nunca llega a convertirse, para él, en «hacer el amor».

A medida que el hombre aprende a extender el orgasmo por todo el cuerpo y a hacer circular su energía, ésta se eleva hasta su corazón y cerebro, permitiéndole expandir su amor por su compañera. Este es el verdadero secreto de hacer el amor para los hombres. Recordemos que el mejor afrodisìaco para un hombre es " Una mujer que lo ame "

El Tantra se desarrollò en la India y en China ( taoismo), considera importante que el hombre no eyacule porque la energía que se liberaría con la eyaculación 'hacia afuera' puede utilizarse para que ascienda por la mèdula espinal y active los siete chakras y nutra el cerebro, ademàs desgasta los riñones, disminuyendo la concentraciòn y la capacidad inmunològica. El tantra no usa el sexo como descarga sino como intercambio de la energía masculina y femenina para revitalizar, curar y espiritualizar el cuerpo. 

El Ayurveda enseña que una relaciòn de pareja saludable y emocionalmente satisfactoria es un factor esencial para la salud de la mujer, cuando este elemento falta, la mujer es presa de desequilibrios que termina por transmitir a sus hijos

 

El Kaulāvāti-Tantra dice: «Hay que prosternarse ante toda mujer, sea joven en su esplen­dor juvenil o sea vieja, sea hermosa o fea, buena o mala, jamás hay que abusar de ella, maldecirla, ni ha­cerle daño, jamás hay que golpearla. Tales actos ha­cen imposible todo siddhi (realización)».

  

Otros textos dicen : El hombre tántrico, para quien toda mujer encarna a Shakti (energia primordial), tendrá hacia ella una actitud muy diferente a la del varón común. Para él, ella no es un objeto sexual que hay que cortejar para obtener sus favores, ni una presa de caza. El tántrico no es ni un casanova, ni un donjuán. Sola con él, la mujer no tiene nada que temer: estará segura, será libre de comportarse como quiera y podrà adquirir todo el conocimiento y energia espiritual del yogui. Res­petada, en ningún momento será importunada
 

 

Con la pràctica del sexo tántrico se crece a través de las experiencias. No se utiliza para descargar tensiones como ocurre en el sexo tradicional, porque en este caso, crearía un vacío, un alivio temporal o sòlo relajación. Con el sexo tántrico hay una transformación, una armonía, una forma de vida sana y sobretodo una inyección de energía que activa nuestros órganos internos.

-¿Cualquiera puede practicarlo?

No cualquiera, ya que en nuestra cultura no existe tal experiencia, ni tampoco se sigue una vida espiritual integral que involucre el cultivo del cuerpo y la mente. 

En Occidente, la religiòn es ajena al sexo. creen que es incompatible con la pràctica espiritual. Me recuerda la cita bìblica:  -el àrbol prohibido que Dios nos impide tocar
Gènesis 2:17 . Es necesario aprender a tener un manejo de la energía que circula por nuestro cuerpo, para no ser presa de desequilibrios psìquicos y sexuales; ahora vemos tales desequilibrios con mayor frecuencia, no sòlo en personas mundanas sino tambièn en personas que dedican a practicar alguna religiòn.

El primer paso es la purificación y consiste en un cambio alimenticio segùn la constituciòn de la persona, luego tener una pràctica de yoga o chikung genuina, con un maestro cualificado para lograr obtener un control sobre nuestros pensamientos y emociones . Cada individuo necesita un tiempo particular y para la pràctica tàntrica, la pareja adecuada. El manejo de la energia en nuestro cuerpo implica la eliminaciòn total de todo tipo de ansiedad. 

-¿Se puede practicar con alguien que desconozca sus técnicas?

De ninguna manera. Un hombre no puede dominar el control de la eyaculaciòn si practica con desconocidas, ademàs, es importante tener como pareja a una persona emocionalmente equilibrada o prepararse para ello. Tenemos que recordar que en el acto sexual los cuerpos sutiles se entremezclan, pudiendo la persona adquirir serias enfermedades.

La idea del tantra es potenciar la energía diaria. El sexo es una de las cosas que màs ha dividido al ser humano. Al tener como finalidad recargarse de energia, el sexo tàntrico es excelente para la salud, ya que repotencializa cada òrgano del cuerpo, otorgàndole màs fuerza.

Muchas enfermedades, sobretodo en mujeres a partir de los treinta años, se deben a no tener un adecuado desfogue o sana circulaciòn de la energia sexual. Al no encontrar un camino adecuado, la energia se encapricha con el òrgano màs dèbil, originando enfermedades fìsicas y emocionales.

El sexo tántrico es un medio para llegar al fin espiritual de la unidad; se sigue desconociendo todas las propiedades del buen sexo porque no hemos sido educados sobre el tema. Para los taoistas chinos y sabios hindùes, el sexo està vinculado plenamente con la salud, mientras en Occidente se le vincula con la moralidad y el placer desmedido.

Para el tantra es vital no eyacular o por lo menos no hacerlo hasta después de 4 o 6 actos; la mente, el aparato reproductor y la respiración están conectados. Los hombres pierden energía vital en la eyaculaciòn, mientras las mujeres con la menstruacion y los partos.

En el sexo tradicional, cuando el hombre agota su deseo y pasiòn, va en busca de otra mujer y por lo general, menor que èl, dado que al consumirse la energía, desaparece la atracción; por tal motivo, las relaciones de pareja hoy en dìa duran poco tiempo. En la práctica tántrica se intenta aumentar ese deseo, haciendo circular la energia por los 
meridianos. Ese acto genera salud y satisfacción duradera en la pareja.


NAMAS SADDHARMA PUNDARIKA SUTRA