Sandro Falleció a los 64 años de edad.

 
Parte de su Biografia 
 
  El músico famoso conocido como Sandro, realmente llamado Roberto Sánchez, ha nacido el día 19  de  agosto de 1945 en el barrio de Parque Patricios, Buenos Aires, Argentina.

“Sandro”, el nombre que su madre le había querido poner al nacer y que el Registro Civil no permitió.

Desde pequeño, se destacaba con sus hermosas poesías y, dibujaba y pintaba muy bien; si bien trataba de escaparse de la clase de música existía algo que despertaba curiosidad en ese mundo.
Al finalizar los estudios, en donde él ha sido destacado por sus imitaciones de Elvis Presley, hace su primera aparición artística en el mismo colegio en donde habría estudiado años atrás.
Luego, de estos episodios Roberto comienza a tocar la guitarra asesorado por Enrique  Irigoytía,  otro  chico  del  barrio,  y con él también fue que han creado varios conjuntos de música  moderna como “Los Caribes”,  “el Trío Azul”,  “Los Caniche de Oklahoma”, hasta formar el grupo que denominaron “Los de Fuego”, que sería el que finalmente triunfaría. Junto a la banda, en la que Roberto era la guitarra líder, se ha presentado en varios  lugares obteniendo un distinguido éxito. 

Al comenzar la década del ’70 se estrena su tercera, y hasta entonces su mejor película, “Gitano”, seguida de otra película llamada “Muchacho”, en la cual debió interrumpir su filmación para viajar a  Nueva  York  y  cantar en el Madison  Square  Garden,  convirtiéndose  así, en el primer cantante latinoamericano en cantar en ese estadio.
Posteriormente, Sandro logra cantar en el  Luna Park de Buenos Aires, en donde ha sido merecedor de semejante éxito en aquel lugar donde nunca antes había cantado un artista argentino. Ha continuado con imparables giras y éxitos en toda América, e incluso en España.
Luego de cinco años de silencio en su provincia natal, en 1978 Sandro se presenta en el teatro Opera, brindando un espectacular recital transmitido en directo por el canal 13.



SU MUERTE

Cientos de seguidores lloran la muerte del popular cantautor argentino Sandro, quien falleció este lunes a los 64 años, un mes y medio después de recibir un trasplante de corazón y pulmones para remediar una larga enfermedad que había debilitado al extremo su salud.
 

Luego de ser sometido este lunes a dos intervenciones en un lapso de pocas horas y de “pelear” hasta el último minuto, como destacaron sus allegados, el artista que cautivó el público latinoamericano murió a las 20.40 hora local en el Hospital Italiano de la provincia argentina de Mendoza, 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

“Sandro dejó de existir por un shock séptico que se complicó con una necrosis intestino mesentérica y una coágulopatía por consumo”, señaló en una escueta rueda de prensa el médico Claudio Burgos, uno de los profesionales que estuvo a cargo del doble trasplante al que “el Elvis Presley argentino” fue sometido el pasado 20 de noviembre.

Había pasado apenas una hora y media de la última rueda de prensa ofrecida por los médicos del sanatorio para informar sobre el “verdaderamente crítico” estado de salud del “Gitano”, quien permanecía desde hacía meses postrado a raíz de un enfisema pulmonar que padecía desde hacía once años por su adicción al tabaco.

Numerosas personas cantaban esta noche sus canciones en una suerte de homenaje, acompañadas por fotos del músico, tal como lo hacen en cada cumpleaños del cantautor, el 19 de agosto, pese a que hacía años que su estado de salud le impedía subir al escenario.

En esa fecha sus seguidoras se daban cita para mostrarle su admiración e incluso para arrojarle alguna braga o una carta de amor, como sucedía en cada uno de sus conciertos, con los que brilló en las décadas de 1970 y 1980, y conquistó el público internacional.

El autor, que cuenta en su haber con medio centenar de éxitos discográficos en toda Latinoamérica y quien participó en una docena de filmes, llegó incluso a realizar conciertos ayudado por un respirador, hasta que su enfermedad no le permitió salir más a escena.

Luego del trasplante, el músico debió ser sometido a otras cinco operaciones por complicaciones derivadas de su debilitado estado de salud, pero no resistió. “No lo puedo creer. ¿Por qué se van estas figuras maravillosas con tantas ganas de vivir? Tenía mucha fuerza”, resaltó a la televisión local la cantante Estela Raval, uno de los primeros artistas en lamentar la muerte del músico, conocido por sus movimientos pélvicos y centenares de canciones que hicieron delirar a sus “nenas”, cómo él llamaba a sus seguidoras.

“Hasta se disfrazaba para poder salir por su popularidad. Era un genio”, definió la popular conductora de televisión Susana Giménez al hablar sobre el artista, nacido en 1945. El popular cantante fue el primer artista de Latinoamérica en llenar el Madison Square Garden de Nueva York y mantuvo el fervor de sus seguidoras pese a que desde hacía tiempo no lanzaba discos ni ofrecía recitales.