Crea tu página Web fácil


HONGOS ALUCINÓGENOS 

 

·                   Introducción: 

Hay una gran cantidad de hongos alucinógenos, que ya se usan desde hace mucho tiempo y que se siguen utilizando en la actualidad como un medio de adivinación visionaria y un medio para acceder al mundo espiritual de los Dioses. Entre estas plantas encontramos a la Amanita Muscaria y el Peyote.


 

·                    Amanita Muscaria: 

La Amanita Muscaria es un hongo que crece en Siberia y el noreste de Asia. Fue utilizado con fines rituales curativos por los chamanes de estas regiones. El origen de sus propiedades alucinógenas es un compuesto químico cuya concentración aumenta con el secado del hongo. Produce a los veinte o treinta minutos de ingerirla ligeros trastornos gastrointestinales y después, durante horas una especie de embriaguez, con alteraciones de conducta delirio alucinaciones  visiones coloreadas agitación. Al final la víctima se calma y se duerme, pero si  la dosis ha sido grande, puede producirse colapsos, convulsiones e incluso la muerte. Es la seta que aparece habitualmente, dibujada en libros infantiles. Según la fantasía popular, es en este hongo que habitan los gnomos. Esto es debido a uno de los efectos de la Amanita que es ver los objetos más grandes o más pequeño, Así, la seta, primer objeto visto al sufrir tales efectos, se acaba asemejando a un hombrecillo; el sobrero rojo con topos blancos se alarga formando el característico cono que usan los gnomos en la cabeza, y el pie blanco se transforma ante la visión de los humanos en la imponente larga barba blanca.
 


                                                                                                                                       

·                    El Peyote: 

El peyote es otro hongo que se encuentra en la zona fronteriza entre Tejas y México. Tradicionalmente se ha utilizado como analgésico, contra los dolores de muelas, reumatismo, hipnótico, asma y resfriados, se ha visto que ejerce un gran poder antibacteriano, siendo capaz de eliminar cepas que se manifestaron resistentes a la penicilina. La toxicidad es baja, no habiéndose registrado casos de mortalidad. Sus efectos son: malestar, visión distorsionada de la realidad y  pueden producirse movimientos convulsivos.  

                                                                                                                                       

·                                           Riesgos del consumo de Hongos Alucinógenos: 

Aunque sensaciones de náusea y dolores estomacales ocurren con frecuencia tras la ingestión de estas sustancias, los posibles riesgos asociados al consumo de estas son psicológicos más que físicos.  

Entre los riesgos que trae su consumo está la posibilidad de experimentar reacciones desagradables como reacciones de ansiedad, conocidas como “mal viaje”. Los síntomas más frecuentes incluyen alucinaciones atemorizantes, ansiedad desmesurada, confusión y agresión en algunos casos. 

No obstante, estos efectos generalmente no van más allá de hacerle pasar al consumidor un mal momento.  

También en algunas personas el consumo de estas drogas podría llegar a provocar trastornos psicológicos profundos. Así, personas con tendencias suicidas deberían evitar su uso. 

No existe un riesgo de sobredosis física, normalmente, si bien pueden ocurrir reacciones adversas si el consumidor usa una dosis mayor de la que psicológicamente puede manejar. 

La única ventaja de esta droga frente a otras es que no provoca una dependencia física. 

 

·                    Los efectos: 

 

Los efectos de los hongos son muy variables es decir que dependen de varios factores que son: 

 

·                    Formas de consumo: 

Todos los hongos presentan un porcentaje muy elevado de agua, rondando el 90%, por lo que el consumo, si se desea conseguir los efectos psicotrópicos debe ser secado y deshidratado, de esta forma se elimina el agua y se queda la sustancia activa.  

Si no se quiere aprovechar al máximo su potencial alucinógeno como su única forma de ingestión es la oral se pueden: hacer infusiones con las raíces o flores de los hongos, al natural o en forma de té.  

 

Crea tu página Web fácil