EL TAROT DE IXBILIAH
Libro guía

 

 

INTRODUCCIÓN

El resumen que aquí expongo es el producto de la experiencia de diez años de mi vida haciendo lecturas con la baraja del Tarot. Aunque hace ya mucho tiempo que no me dedico a trabajar con las cartas, sin embargo, alguna que otra vez aparece alguien intrigado en saber lo que hay detrás de la “adivinación”. ¿Qué ocurre en una sesión de Tarot? ¿Cómo se conectan el consultante y el intérprete? ¿Se llega realmente a predecir el futuro?

Sobre este tema voy a dar mis propias conclusiones -que no tienen que ser las únicas-, basadas como acabo de decir, en mis observaciones durante los años de práctica y de asistir a otras consultas de profesionales y amantes de las cartas en general.

En principio, puedo afirmar que el Tarot es un medio para conectar con la información registrada en nuestro subconsciente.

Explicándolo de una forma concisa y clara dentro de las posibilidades de un tema tan resbaladizo, la cuestión es la siguiente: existe un juego o doble movimiento de comunicación entre el consciente y el subconsciente. Estamos casi continuamente grabando cosas en nuestra máquina registradora o subconsciente, pero éste, a su vez, también nos devuelve la información registrada, sobre todo cuando la pedimos, aunque en muchos casos la demandamos in darnos cuenta realmente de lo que hacemos. El “consultar con la almohada” no es otra cosa que permitir que imágenes del subconsciente afloren durante el sueño y nos den ciertas claves de nuestro problema. Prefiero utilizar la palabra clave y no solución, porque la solución tiene que venir de nuestra conciencia y elegida por propia voluntad. Elegir y decidir entre más de una opción es lo que nos hace crecer y hacernos fuertes como personas. La libre elección nos dignifica como seres humanos aunque aparentemente pueda parecer que alguna vez nos hayamos equivocados. De nuestras propias decisiones aparentemente erróneas aprendemos más que cuando alguien decide por nosotros. Los errores son a veces el medio que tenemos de ir aprendiendo y madurando, por lo cual, mientras antes ejerzamos nuestro propio derecho de decisión más persona seremos. Hago énfasis en esto, por la tendencia que tenemos algunas personas a dejar que otros decidan por nosotros y en una consulta de Tarot se pueden dar las condiciones para que esta situación ocurra.

Es importante saber que el lenguaje que el subconsciente suele utilizar para ponerse en contacto con la conciencia son las imágenes. El dicho de que una imagen vale por mil palabras es cierto en cuanto nos hace comprender en un solo golpe de vista una gran cantidad de información, la cual, viene además, impregnada de sensaciones y sentimientos. Es el lenguaje del Hemisferio Derecho del cerebro, responsable de las imágenes o formas espaciales. Esta parte del cerebro considerada con cualidades que pertenecen a un modelo femenino se traduce como mágica o irracional si se la compara con su contraparte cerebral racional dentro de un modelo masculino. Esto no quiere significar que el Hemisferio Derecho sea ilógico y no tenga sus propias leyes de funcionamiento, pero este tipo de comportamiento se le escapa a la razón lineal del Hemisferio Izquierdo que suele ser más controlador.

Por tanto, las imágenes del Tarot diseñadas para tal efecto, pueden servir de medio de comunicación entre nuestro subconsciente y la conciencia, permitiéndonos ver con algo más de amplitud aspectos y situaciones nuestras en un determinado momento de nuestra vida.

 

Los mecanismos de una consulta de Tarot

El Tarot es un sistema de conocimiento muy rico en imágenes, por lo tanto, en una consulta, y como ya se ha dicho, facilitamos que el subconsciente mande información a nuestra conciencia. Para que esto se lleve a cabo de una forma adecuada deber darse tres requisitos que faciliten la labor.

 

El Tarot es válido en la medida que ayuda a la persona a conocerse a sí misma: a ver más claramente sus circunstancias externas y sus actitudes internas. El Tarot sirve para hacer lecturas del Alma, para estimular a la persona a entrar en contacto con su psique por medio de sus símbolos, lo mismo que ocurre con los sueños. El Tarot debe de servir de orientación y nunca de condicionante. Por esto mismo, el intérprete jamás debe implicarse en la vida y los sentimientos del consultante, y aún menos, condicionarlo en alguna dirección. Hay que tener mucho cuidado de no proyectar el mundo personal en la vida de los demás. La objetividad es primordial en este sentido, ya que saber interpretar es un tema bastante delicado y de mucha responsabilidad. Yo aconsejo que sea el consultante con sus propias manos, el que escoja las cartas que le van a servir de lectura. Es la manera de evitar posibles interferencias involuntarias por parte del intérprete.

Otra cuestión el de la adivinación del futuro. ¿Se puede pronosticar? A lo largo de mi experiencia he podido verificar que lo que sale a la superficie en una consulta de Tarot es el plano anímico y mental del consultante, es decir, sus pensamientos, actitudes, sus deseos, miedos, sufrimientos y gozos. Por supuesto, las experiencias que le han dejado huella, así como las expectativas de futuro. Todo este mundo de sensaciones está registrado en el inconsciente, pero ¡ojo!, esto es muy importante; en el subconsciente no existe el tiempo físico tal como nosotros lo medimos en nuestra dimensión atemporal. En el plano anímico sólo existen todo tipo de emociones, deseos, etc… y éstas no se pueden ubicar y encerrar en el tiempo. Simplemente están. Diríamos que es una dimensión atemporal.

Por ejemplo: supongamos que una persona haya vivido una experiencia traumática hace tres años y esto la haya dejado marcada. Ese hecho seguirá estando presente en su vida emocional puesto que el sentimiento sigue actualizado, es decir, la persona lo sigue alimentando. Casi con toda seguridad saldrá reflejado en las imágenes del Tarot, porque en su plano anímico dicho sentimiento sigue existiendo y ocupando un espacio real interno. Por consiguiente, es muy delicado hablar del tiempo en el Tarot al intentar ubicar estados anímicos en un tiempo físico.

Aclarado esto, ya podemos comprender que lo mismo ocurre con la adivinación del futuro. Los arcanos van a reflejar los deseos, proyectos, ilusiones, planes, temores, preocupaciones etc… pero esto no es ninguna garantía de que tengan que cumplirse o materializarse en el futuro.

Un ejemplo de lo que digo se puede dar en el caso de una persona que tanga que hacer un viaje de necesidad y tenga una cierta obsesión por los accidentes. Si en esos días previos al viaje hace una consulta de cartas, posiblemente en las imágenes de éstas, saldrá algo relacionado con un viaje cargado de peligro. Es decir, lo que en realidad sale reflejado es su miedo a viajar por temor a un accidente. Así que, si el intérprete traduce el temor del consultante reflejado en las imágenes de las cartas en un hecho en tiempo físico, lo interpretará como futuro, o sea, le avisará que le puede ocurrir un percance en su próximo viaje. Lo que está haciendo realmente es reforzar aún más los temores del consultante, hasta tal punto de poderlo programar y condicionarlo para que lo ocurra algo desagradable en el viaje que tiene proyectado.

La cuestión de adivinar el futuro es algo muy delicado y arriesgado. Por tanto, nadie con un grado suficiente de responsabilidad debería asumir la tarea de predecir lo que a una persona le va a ocurrir en su vida. En el terreno de la predicción es en donde más errores comete el intérprete y en donde más daño se le puede hacer a una persona, generalmente por ignorancia.

Por otro lado, existe un deseo por parte de la gente de que le predigan su futuro, como si éste le pudiese traer cosas maravillosas y fantásticas envueltos en el halo mágico de la predicción. Nos tenemos que dar cuenta que el futuro nos lo estamos creando nosotros mismos día a día con nuestra actitud ante la vida y nuestra forma de elección y de obrar. Sinceramente, pienso que se juega muy alegremente y de forma muy inconsciente tanto por parte del consultante como del intérprete con el factor futuro. He sido testigo de muchos errores, aún teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos de preguntas puntuales hay una probabilidad tanto del 50% de errores como de aciertos, independientemente de la calidad del intérprete.

En resumen: el Tarot bien utilizado es una herramienta de autoconocimiento, mal usado es un condicionante.

 

EL TAROT DE IXBILIAH
En este nuevo modelo de cartas que he diseñado, me he planteado hacer el estudio y la interpretación de cada una de ellas de manera que el lector pueda ir siguiendo todos los pasos según unos modelos establecidos, facilitándole de esta manera, el camino para que pueda comprender el significado simbólico de cada arcano.

Esto es interesante en la medida en que el lector no tiene por qué aceptar un significado de cada arcano sin más explicación, sino que se le permite adentrarse en la raíz de cada uno de ellos, estudiar sus componentes, los modelos de fuerzas que expresan y, a partir de ahí, ver las salidas interpretativas que cada cual pueda manifestar, junto con las otras riquezas de combinaciones y lecturas con otros arcanos.

Ejercitando la mente de esta forma, la capacidad del discernimiento y la facultad analógica y simbólica que posee el Hemisferio Derecho se podrán desarrollar creativamente.

La creatividad se produce cuando se barajan varios elementos y emerge  uno que es el resultado de la combinación de todos ellos. La palabra “barajar” toma aquí un significado que va más allá de la acción de mezclar las cartas. Es también la lectura que resulta de la combinación de diferentes significados bajo la forma de símbolos e imágenes.

El Tarot de Ixbiliah –nombre árabe de mi ciudad natal, Sevilla- consta como todas las barajas de Tarot de 78 cartas compuestas de 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores. Llegado este momento tengo que aclarar que los Arcanos Menores son totalmente originales en cuanto a creación personal tanto en el diseño de sus imágenes como en su significado, no siendo así con los Arcanos Mayores, que están inspirados en la baraja de Arthur E. Waite, editada en Londres alrededor de 1910

Este hecho se debe a que en mi iniciación y profundización del Tarot me he basado en la simbología de dicho autor, con cuyas imágenes he desarrollado un trabajo de investigación dedicado exclusivamente a los Arcanos Mayores y en el cual hago un estudio bastante elaborado de las pautas del desarrollo de la conciencia.

Pero me encontré con un pequeño problema. Dicho autor tiene cambiado el orden entre dos arcanos: La Justicia y la Fuerza, y aunque tuviera sus motivos para ello, elegí darle el orden que aparece en el Tarot de Marsella –uno de los más antiguos que se conocen-, y que es el más comúnmente admitido.

Una vez hecha la labor de rediseño de los Arcanos Mayores, cambiando el orden entre la Fuerza y la Justicia, para el trabajo de investigación que estaba llevando a cabo, me sentí estimulada a plantearme también diseñar los Arcanos Menores. Con éstos últimos me he sentido con la total libertad de poder crearlos según mi propio criterio y darles el significado en base a tres fuentes de conocimiento, estas son: los cuatro elementos, la numerología y los signos zodiacales. Con lo cual, el lector podrá ir viendo y estudiando paso a paso cómo se va creando el sentido de cada arcano. He apuntado algunos significados para cada carta, a modo de guía, pero en cada caso esta información puede ser ampliada y mejorada indudablemente. Lo esencial es saber el modelo de energía que está rigiendo en cada arcano. Dejo, pues, en manos de los estudiosos la tarea de enriquecerlos con su propia visión creativa.

El significado de los Arcanos Mayores es mucho más profundo, trascendental y complejo que el de los Arcanos Mayores, puesto que son representantes de una gran sabiduría. En este libro de instrucciones van resumidos en unos cuantos renglones, no obstante, para un estudio profundo y detallado de los mismos, recomiendo leer: De la mano de El Loco, un trabajo de investigación sobre el desarrollo de la conciencia que ya antes he mencionado.

 

 

ARCANOS MAYORES

0 EL LOCO.-
Representa a la Mónada o Chispa de Espíritu, el potencial espiritual que llevamos dentro y nos impele a caminar. Es El Loco el que nos impide permanecer mucho tiempo en la misma situación, rompiéndonos los esquemas para que busquemos un nuevo orden superior al anterior. Durante la ruptura de las antiguas estructuras nos sentiremos viviendo en el caos que es otro aspecto de este arcano.
Situación caótica, encontrarse desorientado. Estado crítico. La persona se ve ante la situación de elegir un camino en una situación extrema.
Persona muy libre de esquemas que camina a su aire.
Está regido por Urano, el más atípico y extravagante de todos los planetas.

I EL MAGO.-
El Mago representa nuestro consciente con todas las funciones de la mente activa: inteligencia, discernimiento, razón, planificación, incluida la capacidad de comunicación y el comercio o intercambio. Es representante del Hemisferio Izquierdo del cerebro.
En general situaciones que se ven claramente, están planificadas, y la persona sabe manejar.
Está regido por Mercurio que es el planeta que representa dichas características.

II LA SACERDOTISA.-
Es nuestro inconsciente o mente pasiva, justamente lo contrario y complementario al Mago. Representa pues, todo nuestra realidad sensible y emocional.
Es la sabiduría almacenada en el Inconsciente. Plano de la intuición. Las cualidades de un modelo femenino del Hemisferio Derecho.
Situaciones que quedan veladas o permanecen en el subconsciente e inconsciente de la persona. Aspectos mágicos y misteriosos.
Está regida por la Luna que simboliza el espectro de la sensibilidad y de la magia de la vida.

III LA EMPERATRIZ.-
Equilibrio dinámico entre los pares de opuestos. La creatividad en cualquier plano de la vida que surge cuando unimos las cualidades de los dos arcanos anteriores. La fuerza vital de amor en cualquier forma de su manifestación. Fertilidad.
Situación en la que algo se está gestando.
Está regida por Venus, el planeta del amor, del equilibrio y de la creatividad.

IV El EMPERADOR.-
Representa la fuerza de la personalidad imponiéndose y compitiendo en el mundo para su reconocimiento y seguridad. Sentido de la importancia personal. Consecución de algo. Situaciones de mando y de imposición.
Está regido por Aries, como la autoafirmación del yo.

V EL HIEROFANTE.-
El aspecto espiritual vivido a través de las religiones o grupos. La jerarquía de las instituciones y de lo establecido. La ortodoxia. Los rituales.
Situación en donde nos regimos por los valores que imperan en la sociedad o grupo al que pertenecemos.
Está regido pro Tauro, que representa lo establecido e inamovible.

VI LOS AMANTES.-
Punto de conciliación entre dos opciones contrarias. Equilibrio creativo entre los opuestos. Discernimiento. Actitud amorosa y conciliadora.
Situación en la que se requiere decidir equilibradamente entre dos opciones.
Está regido por Géminis que representa la relación entre la dualidad.

VII EL CARRO.-
Representa la maduración de la personalidad. Persona que es autosuficiente en la vida satisfaciendo sus necesidades externas e internas. Autoorganización. Buenas defensas.
Situación en dónde se sabe manejar las riendas del asunto de una forma correcta.
Está regido por Cáncer y significa la protección y autoprotección en la satisfacción de las necesidades de la vida.

VIII LA JUSTICIA.-
Sentido interno de la medida. El arte para saber actuar en el momento adecuado y de la forma adecuada. Cuestiones de leyes y de legalidades.
Situación en la que se requiere actuar con sentido de la justicia y con ecuanimidad.
Regida por Libra que el signo de las leyes y de la justicia.

IX EL ERMITAÑO.-
Es el retiro y la soledad que puede ser externa o interna. Interiorización a un espacio en donde se observa la vida desde fuera. La no identificación con las cosas. El observador. Precaución, discreción.
Situación en la que hay que observar y ver las cosas desde la distancia.
Está regido por Virgo que representa el análisis y la observación.

X LA RUEDA DE LA FORTUNA.-
Cambio de situación, comienza un nuevo ciclo favorable. El destino.
Está regida por Júpiter que simboliza el benefactor y dador de la fortuna.

XI LA FUERZA.-
La fuerza del Alma domesticando a las fuerzas ciegas. La ética propia más allá de toda moral inculcada.
Está regida por Leo que representa la fuerza animal ennoblecida por el Alma desarrollada.

XII EL COLGADO.-
Cambio de valores. Renuncia a algo por algo mejor. Los ideales a los cuales la persona se entrega.
Regido por Piscis que representa la entrega a una causa o ideología.

XIII LA MUERTE.-
Transformación en el sentido de que las viejas estructuras internas se están muriendo, mientras otras están naciendo. Degeneración y regeneración.
Está regida por Escorpión que es el signo de la transmutación.

XIV LA TEMPLANZA.-
Temple interno. Fluidez entre consciente e inconsciente por lo que permite entrar en contacto con la información almacenada en éste último.
Situación de fluidez y de buena comunicación.
Está regida por Sagitario que representa la expansión y la aventura de la conciencia preparándose hacia nuevos horizontes.

XV EL DIABLO.-
Conexión con nuestro lado oscuro. Sentimos la Sombra y la podemos reconocer y nombrar. Consciencia de nuestros encadenamientos.
Regido por Capricornio que representa el aspecto más denso y rígido de las estructuras.

XVI LA TORRE.-
Resquebrajamiento de nuestros esquemas mentales. Desestructuración interna o externa. Liberación de nuestros encadenamientos no exento de cierto sufrimiento.
Está regida por Marte, el dios de la destrucción y la guerra.

XVII LA ESTRELLA.-
Proceso de purificación y limpieza. Se abren nuevas vías. Esperanza. Ayuda del propio guía interno.
Esta regida por Acuario que simboliza los nuevos valores basados en la fraternidad.

XVIII LA LUNA.-
Recapitulación de la propia vida, sobre todo en relación con las emociones y sentimientos También representa lo relacionado con los sueños e imágenes del inconsciente.
Esta regida por Neptuno representante del plano más profundo anímico de las emociones y sentimientos.

XIX EL SOL.-
Se entra en una etapa de luz, Los sucesos de la vida se van viendo relacionados entre ellos. La persona tiene perspectiva de su  camino. Inteligencia brillante. Plenitud.
Regido por el Sol que representa la fuerza de la conciencia.

XX EL JUICIO.-
Nueva filosofía de vida. Visión global de las cosas. Sabiduría.
Regido por el elemento Fuego como representante de la regeneración y de la fuerza vital emergiendo a un nuevo estado.

XXI EL MUNDO.-
Integración. Autorrealización. Culminación de una etapa. Vuelta al mundo después de un proceso interno sabiendo manejar los estados con los aconteceres de la vida.
Regido por Saturno como representante de la última etapa de maduración y de consecución de los objetivos

 

ARCANOS MENORES.-
Se va a trabajar con ellos combinando varios conocimientos tradicionales para conseguir un resultado coherente. Estos son:

Numerología: del 1 al 10
Los cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire, Fuego.
Los 12 signos del Zodíaco: diferentes aspectos de cada uno de ellos.

 

EL NÚMERO 1
El número 1 como su misma posición nos indica, trabaja con una fuerza de empuje o de inicio. Los ases son, por tanto, cuatro cartas de fuerza y los cuatro elementos van a venir representados en su forma más simple y natural.

1 OROS: Elemento TIERRA – TAURO
De los cuatro elementos, la Tierra es el más denso de todos ellos, siendo el aspecto más sólido en el que se manifiesta la materia. Esto, por tanto, nos lleva a considerar a este arcano como el lado más físico y material de la vida. Todo lo tangible, así como el sentido práctico y realista del individuo.
El 1 de Oros viene a significar toda empresa que se inicia para realizar algo en la vida y con posibilidades de arraigar bien. Se le da preferencia al aspecto material y práctico como puede ser un trabajo, negocio, contrato, algún bien físico, economía, etc… No obstante y en términos generales, el 1 de Oros, al representar al elemento Tierra puede significar todo lo que empieza con buena base y fundamento, pudiéndosele aplicar también al mundo de las relaciones o al de  las ideas o proyectos.
Regido por Tauro, el primer signo del zodíaco que corresponde al elemento Tierra, por lo que tenemos la representación de la solidez en todos los aspectos.

1 COPAS: Elemento AGUA – CÁNCER
El Agua corresponde al elemento líquido o estado intermedio en el que se manifiesta la materia. Está asociado al plano de la sensibilidad y de los deseos en toda su gama: desde las emociones más fuertes a los sentimientos más delicados, del miedo a la alegría, del odio al amor, del placer al displacer.
El 1 de Copas significa la abundancia de los sentimientos amorosos en unas relaciones que comienzan, pudiendo ser cualquier tipo de relación o convivencia.
Regido por Cáncer el primer signo del Zodíaco que corresponde al elemento Agua, y que nos habla del nacimiento de los sentimientos y también del instinto maternal.

1 ESPADAS: Elemento AIRE - GÉMINIS

El aire es el aspecto gaseoso o más sutil que adquiere la materia. Está asociado al plano mental, al mundo de las ideas, al intelecto y a la comunicación y transmisión.
El 1 de Espadas representa una gran energía mental que se pone en movimiento ante una situación dada. Una fuerza mental que empuja a tomar una determinación. Popularmente se dice del As de Espadas que corta con una situación, precisamente por la actitud fuertemente decisiva  que se adopta ante dicho caso. Pero como ya vemos, no tiene que ser precisamente cortar con una situación, también como valor 1 puede sugerirnos del inicio de alguna actividad mental o de comunicación con el medio.
Regido por Géminis, primer signo del zodíaco, el cual representa la dualidad del plano mental.

1 VARAS: Elemento FUEGO- ARIES
El Fuego no es precisamente un estado de la materia, sino que es la materia en un proceso de transformación. Es la energía, la fuerza vital que todo lo mueve. El calor que puede transforma a la materia de un estado a otro.
El 1 de Varas nos habla de la fuerza vital del individuo. Es la fuerza de la pasión y del coraje con lo que afronta la vida. Es el poder de la voluntad y su capacidad de lucha para la ejecución de un objetivo.
Se le asocia también con la libido en su aspecto sexual. Como arcano de empuje e inicio significa que algo se pone en marcha, dependiendo de la carta que la acompaña se podrá tener idea de la naturaleza de lo que se inicia.
Regido por Aries, el primer signo de Fuego y con el que se comienza la Rueda del Zodíaco, ante lo cual, la cualidad de fuerza de empuje de esta carta queda muy reforzada.

 

EL NÚMERO DOS

El nº 2 es una fuerza de reacción que se contrapone a la fuerza de empuje del nº 1, respondiendo a éste de dos formas contrarias. Con resistencia o con receptividad. Son los obstáculos o la fluidez interna ante lo cual vivimos la vida de una manera u otra.
Representa a la dualidad.

2 OROS: TIERRA – TAURO
Contamos con la fuerza de resistencia del elemento Tierra a través del signo de Tauro –signo zodiacal de cualidad fija- corroborada con la característica de fuerza de resistencia del nº 2. Esto nos lleva consecuentemente a ver en este arcano una gran fuerza de estabilidad, aguante y resistencia.
Esta cualidad puede ser aplicada tanto a la salud, a la capacidad física, como al aspecto psíquico y mental de la persona. Es una carta de fortaleza
Negativo: Habría que verlo en este caso como cabezonería y testarudez.
Imagen: Vemos a una personaje que intenta desplazar un muro.

2 COPAS: AGUA - CANCER
Nos encontramos con la receptividad del Agua que unido a Cáncer y a la Luna su regente, nos catapulta al mundo sensitivo de la magia, de la imaginación, de la fantasía y de las ensoñaciones. También representan las actitudes románticas y poéticas.
Negativo: Estar fuera de la realidad y de la vida cotidiana. Alteración psíquica.
Imagen: El mundo de la noche cargado de magia y misterio.

2 ESPADAS: AIRE – GÉMINIS
La cualidad de comunicación del Aire y la agilidad mental de Géminis en su versión receptiva del nº 2 puede llegar a producir un gran caudal de ideas y pensamientos que fluyen con total rapidez pero falta dirección y concentración, que es el aspecto nervioso y disperso de Géminis. Como contraposición el aspecto de resistencia del nº 2 se hace sentir, dando como resultado la incapacidad de la persona para concentrarse. La mente está bloqueada y no se puede pensar con nitidez para ver clara una situación.
Se recomienda descanso, relajarse, dejar pasar el tiempo. Ya surgirá la solución cuando menos se espera.
Este arcano puede indicar también demora o resistencia de una situación.
Imagen: Los ojos simbolizan la capacidad de ver; el hecho de que estén vendados indica falta de visión mental.

2 ESPADAS: FUEGO – ARIES
Si unimos la energía pasional e impulsiva del elemento Fuego de Aries, junto con la dualidad del nº 2, tenemos como resultado las dos formas básicas de comportamiento del plano instintivo y pasional: atracción/rechazo, placer/dolor.
Imagen: En la primera escena, la mujer es atraída por la vara florecida; en la segunda, huye de la vara llena de espinas.

 

EL NÚMERO TRES
El 3 es el número de la fuerza y capacidad creativa en cualquier nivel que se aplique, desde el plano material al espiritual.
En el 3 algo se está gestando para su culminación en el nº 4
Representa los procesos dinámicos y el camino del equilibrio entre las fuerzas opuestas del nº 2

3 OROS: TIERRA – TAURO
La cualidad creativa del nº 3 llevada al plano del mundo material. Es la capacidad de productividad de Tauro en cuanto a persona trabajadora  y fructífera. Facultad para construir y hacer cosas con las manos.
Negativo: Holgazanería, flojera
Imagen: El personaje está trabajando en una construcción.

3 COPAS: AGUA – CÁNCER
La creatividad viene esta vez del plano de la sensibilidad y de los sentimientos. Es la fecundidad del agua de Cáncer de dónde surge la vida. Este arcano puede tener tres vertientes: 1ª Embarazo. 2ª Creatividad artística. 3ª  Creatividad e imaginación en las relaciones humanas.
Negativo: falta de inspiración.
Imagen: las tres copas rebosan los diferentes tipos de creatividad.

3 ESPADAS: AIRE – GÉMINIS
En este arcano podemos ver la inteligencia creativa del Aire reforzada por la capacidad intelectual de Géminis. Esto puede producir discernimiento, saber ver una situación con lucidez o enriquecimiento intelectual por el intercambio de ideas. Persona inventiva. Facilidad para escribir y comunicarse. Cualidad de actor.
Negativo Falta de inteligencia. Torpeza de expresión. Habilidad par mentir y engañar.
Imagen: El cerebro energetizado e iluminado por un rayo de luz.

3 VARAS: FUEGO – ARIES
En este arcano se conjugan la dinámica creativa del 3 unido a la fuerza impulsiva del fuego de Aries. El resultado es el surgimiento de un movimiento como fuerza adicional de energía que viene como ayuda para sacar adelante la tarea que se está llevando a cabo.
Es una carta de ayuda, de refuerzo y de colaboración.
Negativo: falta de fuerza para segur adelante, necesidad de ayuda.
Imagen: la tercera vara que el personaje está intentando encajar sirve como refuerzo para que las otras dos varas se mantengan firmes en su posición.

EL NÚMERO CUATRO

El 4 es el número que representa a la materia y a la solidez de las cosas. En esta carta nos encontramos con el proceso acabado, con lo conseguido. Es el punto de materialización y cristalización de las fuerzas creadoras. La que se ve y se toca. Lo palpable.

4 OROS: TIERRA – VIRGO
Por el elemento Tierra y por el nº 4 tenemos el concepto de lo sólido y/o material; y de Virgo recogemos el sentido práctico y lo concreto. También la tendencia a resaltar el detalle. Este arcano nos habla, pues, de la consecución de cosas concretas.
Psíquicamente caracteriza a una persona práctica o bien detallista, minuciosa y rigurosa. Representa también el trabajo minucioso y de análisis e investigación.
Negativo: persona maniática del detalle o del orden. Demasiado rigurosa y exigente.
Imagen: en la inmensidad del espacio destaca un trozo de cristal, que es como se manifiestan las primeras formas de la naturaleza.

4 COPAS: AGUA – ESCORPIÓN
El concepto de estabilidad y solidez del 4 relacionado con el plano de los sentimientos y con la cualidad del Agua de Escorpión, produce una estabilidad en las relaciones y sentimientos. Es, por lo tanto, el arcano que representa al matrimonio o las relaciones consolidadas.
Negativo: Lo que está estabilizado corre el peligro de caer en el estancamiento, y de ahí a la apatía y degeneración de los sentimientos, que es uno de los aspectos de Escorpión. Por tanto sería unas relaciones o una situación viciada por la costumbre y la falta de motivación.
Imagen: Una pareja con un yugo sobre sus hombros.

4 ESPADAS: AIRE – LIBRA
Cuando las ideas y costumbres se estabilizan se vuelven leyes, un aspecto importante de Libra; pero en este caso nos se refiere a las leyes de la naturaleza, sino a las leyes sociales creadas por los usos y hábitos. Este arcano nos habla de todo lo que son normas, leyes, así como a las organizaciones e instituciones.
Negativo: Ideas fijas, rigidez mental. Falta de normativa.
Imagen: un pergamino con códigos.

4 VARAS: FUEGO – LEO
Las energías de este arcano están proyectadas para mantener una situación de seguridad y permanencia por medio del signo fijo del Fuego de Leo. La estabilidad que se pretende mantener es de tipo jerárquico, de dominio, poder o ventaja social o grupal.
En resumen: las energías se tienen puestas en seguir manteniendo una situación destacada de poder, dominio y de brillantez sobre los demás.
Persona que tiene la tendencia a ser el centro del grupo.
Negativo: Se puede degenerar en control y autoritarismo.
Imagen: Una vara destaca por su fuerza sobre las demás.

  

 

EL NÚMERO CINCO

El cinco está asociado a la noción del tiempo, de los hechos pasajeros que no dejan huella. Representa las acciones a corto plazo. La fluidez de los ciclos del tiempo con sus inicios, plenitudes y finales. Todo pasa.

5 OROS: TIERRA – VIRGO
Cuando el concepto del tiempo lo unimos a Virgo se convierte en lo cotidiano. Este arcano nos transmite la idea del tiempo día a día, del trabajo y costumbres rutinarias. Las disciplinas y metodologías. Puede representar también a todo lo relacionado con la burocracia,
Persona muy disciplinada o muy costumbrista.
Negativo: lo cotidiano se convierte en algo monótono, sin motivación y provoca el aburrimiento. La lentitud y demora de las cosas por cuestiones de trámites. Persona aburrida.
Imagen: Las monedas se prolongan una forma ordenada y monótona.

5 COPAS: AGUA - ESCORPIÓN
Lo pasajero proyectado al plano emocional del Agua de Escorpión que tiene la característica de ir de un extremo a otro, produce como resultado altibajos emocionales. Las ilusiones y desilusiones propias de los amores y flirteos que aparecen y desaparecen en la superficie del tiempo.
Psicológicamente representa a la persona que se deja arrastrar por estados emociones fuertes y contradictorios, aunque poco duraderos. Cambios de humor. Inestabilidad emocional.
Imagen: las copas llenas arriba y vacías abajo, manifiestan estos estados contrarios de los sentimientos.

5 ESPADAS: AIRE – LIBRA
Lo pasajero a través del elemento Aire, habría que mirarlo como la inconsistencia de la mente. Una persona que cambia continuamente de opinión, indecisa o llena de dudas, características muy peculiares de Libra. También representa a la persona despistada.
Imagen: ninguna de las cinco espadas ha dado en la diana.

5 VARAS: FUEGO – LEO
Las acciones a corto plazo, lo que pasa y no deja huellas; si esto lo unimos novedades que de momento nos deslumbran pero que pronto caen en el olvido, Éxito superficial. También puede referirse al mundo de la moda.
Representa a la persona superficial.
Imagen: En la secuencia de las cinco varas se puede contemplar la vida efímera de una flor.

 

EL NÚMERO SEIS

El 6 está simbolizado por dos triángulos entrelazados formando una estrella de 6 puntas o estrella de David, indicando cómo las fuerzas de los opuestos se integran armoniosamente.
Representa pues, la atracción de los contrarios celebrando su maridaje. El amor.

6 OROS: TIERRA – VIRGO
La armonía a través de Virgo, que a su vez representa el orden y el buen sentido práctico, nos conduce a la idea del equilibrio económico, gracias a una buena administración y organización. El intercambio económico que puede ser otra forma de ver este arcano se puede interpretar como negocio o comercio. Equilibrio en general.
Negativo: mala administración, negocio mal llevado.
Imagen: una balanza equilibrada con las seis monedas.

6 COPAS: AGUA – ESCORPIÓN
La armonía y el intercambio del 6 es matizado por una perspectiva de renovación y regeneración del agua de Escorpión. Podemos interpretarlos como renovación de las relaciones que mantenemos gracias a una depuración llevada a cabo. Este concepto de pureza nos lleva a la cualidad de espontaneidad y de frescura de la niñez.
También puede representar reencuentro con una relación antigua.
Negativo: obstrucción y bloqueo emocional. Falta de espontaneidad y de frescura.
Imagen: Dos niños se dedican a llenar las copas del agua de un manantial.

6 ESPADAS: AIRE – LIBRA
La armonía y el intercambio a través del Aire de Libra, que ya en sí es el signo social por excelencia da como resultado el intercambio social. Representa la sociedad en sí, los amigos, las relaciones públicas.
Además de una persona sociable nos habla de alguien de trato amoroso y con mucho tacto.
Negativo: falta de tacto, persona insociable, falta de amigos.
Imagen: el intercambio de espadas simboliza en sí la mutua comunicación.

6 VARAS: FUEGO – LEO
En este arcano combinamos la armonía con el fuego de Leo, lo cual produce una personalidad vital, expansiva, que se entrega en sus acciones, generosa en dar y darse, pero sin excesos sabiendo mantener el equilibrio de permanecer en su centro. Alegría de vivir.
Negativo: desequilibrio en el darse ya sea por exceso como por defecto.
Imagen. el Sol expandiendo su energía vital en todas direcciones.

 

 

EL NÚMERO SIETE

El 7 nos habla de las situaciones y de los hechos que han llegado en su proceso a una fase de organización y están, por tanto maduras, para iniciar una nueva etapa en su desarrollo y expansión. Representa toda estructura ordenada. También el descanso después de un trabajo.

7 OROS: TIERRA – CAPRICORNIO
El signo de Capricornio representante de lo estructurado y de la madurez corrobora las energías del 7 en la plano de la materia. En resumen, cualquier empresa o labor que funciona con experiencia y sensatez.
Representa a una persona con recursos y experimentada en el terreno material y económico.
Negativo: Rigidez, lo caduco.
Imagen: una torrecilla como remate de la edificación.

7 COPAS: AGUA – PISCIS
Esta vez la experiencia proviene del Agua de Piscis. Este arcano simboliza la madurez de la persona que ha pasado por muchas experiencias en sus relaciones. Da comprensión, honradez y confianza. Experiencia en el amor.
Negativo: persona inmadura en el amor y las relaciones. Tendencia al dramatismo y al pesimismo.
Imagen: un hombre maduro está apurando la última copa.

7 ESPADAS: AIRE – ACUARIO
Una mente experimentada y mediatizada por Acuario, lo cual lo provee de una capacidad de síntesis. Es lo que nos comunica este arcano. Es la mente que no se limita ni se pierde en el detalle, sino que tiene la capacidad para ver globalmente una situación. Objetividad, visión de conjunto.
Negativo: Falta de visión, perderse en el detalle, obcecación.
Imagen: Representación de la visión global.

7 VARAS: FUEGO - SAGITARIO
Las energías quedan liberadas después de toda una etapa de trabajo, pudiendo, entonces, el Fuego cálido y jovial de Sagitario expansionarse alegremente. En resumen: descanso después del trabajo, vacaciones, juegos, hobby, deportes, fiestas, viaje de placer.
Persona alegre y relajada.
Negativo: Cansancio, falta de expansión, mal humor.
Imagen: la celebración del descanso después de una jornada.

 

 

EL NÚMERO OCHO

Al contrario del 5 que expresaba la superficialidad del tiempo, de lo pasajero, el 8 nos habla de lo profundo, de lo que se vuelve atemporal.
En posición horizontal se le relaciona con el concepto del infinito. El 8 significa las acciones a largo plazo, de las sensaciones de eternidad. Está relacionado con la ética.

8 OROS: TIERRA – CAPRICORNIO
Lo atemporal a través de Capricornio. Como es el signo que nos habla de los estados profundos de soledad, unido a la resistencia del signo de Capricornio, nos conduce a la idea de una situación que no le encontramos salida. Es como un círculo vicioso del que no podemos escapar y se nos hace eterno. Una situación cerrada que nos lleva a la sensación de prisión. También puede representar estados depresivos o a una persona taciturna y muy metida en sí misma.

8 COPAS: AGUA – PISCIS
Lo atemporal visto a través de la sensibilidad mística de Piscis, en donde uno se proyecta a metas e ideales más allá de los intereses de la vida cotidiana. La capacidad de entrega a un ideal, ante el cual somos capaces de sacrificarnos y olvidarnos de nosotros mismos en pro del mismo.
Persona soñadora, idealista y con sentido trascendente de la vida.
Negativo: Falta de ideales, de fe, de ilusiones. Sacrificio impuesto.
Imagen: la bandera como emblema de un ideal.

8 ESPADAS: AIRE – ACUARIO
En este arcano se destaca la comunicación e intercambio del Aire a través de Acuario, el cual representa la auténtica amistad, los lazos que prevalecen a través del tiempo. Las ayudas que se dan desinteresadamente. La orientación y el consejo.
Negativo: Amistades falsas. Orientación equivocada. Malos consejos.
Imagen: El personaje de arriba está orientando al que está abajo y que tiene los ojos vendados.

8 VARAS: FUEGO – SAGITARIO
Las acciones, los hechos que tienen gran repercusión y que prevalecen a lo largo de toda la vida es una consecuencia lógica del significado del 8 mediatizado por el Fuego de Sagitario que simboliza, entre otras cosas, todo lo lejano. Por consiguiente, este arcano representa los grandes proyectos se pretenden alcanzar.
Persona con visión lejana o profética de la vida. En resumen: todo lo que tiene futuro a largo plazo. También viaje largo o estancia en el extranjero por tiempo indefinido.
Negativo: Lo que no tiene futuro, persona poco arriesgada y aventurera.
Imagen: representación de la vida de un árbol, que en muchos casos perdura más que la vida de una persona.

 

EL NÚMERO NUEVE

El 9 al ser el último número dígito lo podemos interpretar como el resumen y compendio de un esfuerzo o trabajo, final de ciclo. Representa la creatividad múltiple. La concentración y la síntesis.

9 OROS: TIERRA – CAPRICORNIO
El simbolismo del 9 unido a lo que representa Capricornio como madurez y experiencia, nos encontramos con la persona que ha llegado a realizar su objetivo, no sin antes haberlo trabajado concienzudamente. Representa a las personas mayores de edad con cierta autoridad.
Negativo. Persona inmadura y poco realizada aunque sea mayor.
Imagen: un anciano en el peldaño más alto de la escalera.

9 COPAS: AGUA- PISCIS
Si unimos en este arcano el sentido final de una etapa con el de la disolución del Agua de Piscis, podemos interpretar el comportamiento de una persone que decide retirarse de la vida o por lo menos de lo que estaba acometiendo.
Decisión de permanecer en un estad de soledad por propia voluntad. La persona concentrada en sí misma o con mucha vida interna. Necesidad de silencio. La meditación.
Negativo: cuando el aislamiento y la soledad es impuesta por circunstancias externas y no es voluntaria. Persona inhibida.
Imagen: el personaje está encerrado en un círculo de copas.

9 ESPADAS: AIRE – ACUARIO
Las energías mentales en su punto culminante y a través de Acuario como representante de las ideas avanzadas sobre todo en el mundo social y científico. Esto produce como resultado la adquisición y experimentación de conocimientos avanzados tanto en el terreno científico como en otras áreas de la vida.
La persona posee una mente rompedora e innovadora en el terreno en el que se mueve.
Negativo. Persona cerrada a todo lo nuevo. Ignorancia.
Imagen: cerebro pensante

9 VARAS: FUEGO – SAGITARIO
Las energías puestas en una dirección. La persona está realizando con todas sus fuerzas la consecución de su objetivo, simbolizado por la flecha de Sagitario. Fuerte determinación en la acción. Viaje con un fin determinado.
Negativo: Demasiado empuje pero sin ninguna directriz. Falta de orientación.
Imagen: Todas las varas se unen en una mayor para unificar sus fuerzas hacia el objetivo.

 

EL NÚMERO DIEZ

Con el diez se cierra el ciclo anterior y se entra en un nuevo ciclo, se inicia otra etapa. Son las energías de fuerza y de empuje del 1, pero integrando las experiencias ya vividas. Es un número de plenitud.

10 OROS: TIERRA – TAURO
Es la plenitud como final de un ciclo pero mediatizado por el elemento Tierra de Tauro, el cual simboliza la fertilidad y la abundancia que la vida y la naturaleza nos da.
Resumen: gran cosecha, prosperidad, riqueza.
Negativo: Después de haber hecho el esfuerzo no se obtienen los resultados esperados. Frustración.
Imagen: Un árbol cargado con frutos maduros.

10 COPAS: AGUA – CÁNCER
La culminación del plano sentimental a través del Agua de Cáncer, lo podemos traducir como el hogar, la familia, la madre como modelo de protección, de sustento  y de conservación de la especie. Nacimos en un hogar y terminamos formando nuestro propio hogar.
Negativo: El individuo no tiene o no ha tenido seguridad y protección necesaria de un hogar y de una familia. Falta de raíces.
Imagen: una mujer encendiendo el fuego del hogar.

10 ESPADAS: AIRE – GÉMINIS
Como final de un ciclo y comienzo de otro, este arcano manifiesta las energías jóvenes y renovadoras de la mente. Se ha llegado a una etapa en la que se ha asimilado ciertos conocimientos y se está disponible a abrirse a otros nuevos. Representa a una persona curiosa e inquieta mentalmente.
Resumen: nuevos proyectos, novedades, noticias, estar al día.
Negativo: Vivir en un estado de alerta, estar al acecho. Tensión.
Imagen: Un ojo que está mirando en todas las direcciones.

10 VARAS: FUEGO – ARIES
Si unimos la plenitud del 10 con el Fuego de Aries como fuerza de empuje, nos encontramos con una situación plena de energía. Se posee un gran potencial que facilita el éxito y triunfo en lo que se emprende. Alegría de vivir.
Negativo: desgaste, agotamiento, desánimo.
Imagen: una corona de laurel símbolo del triunfo, enmarca a las 10 varas.

 

 

FIGURAS DE LA CORTE

Las figuras de la corte suelen representar a personas, aunque también reflejan las actitudes de ellas. Las Sotas en general representan a niña-os o  adolescentes. Las Sotas de Oros y Copas por ser elementos femeninos aparecen preferentemente como figuras de chicas y en relación a chicas. En cambio, las Sotas de Espadas y Varas, elementos masculinos, vienen con imágenes de chicos y en relación a chicos. Aunque en una interpretación no necesariamente tiene que ser así, puede salir al contrario. En última instancia todo depende de los arcanos que le acompañan y de la actitud y comportamiento de la persona de la cual se está hablando.
Los caballeros representan a personas jóvenes, también a personas mayores, pero con un comportamiento o actitud joven.
Tanto las Reinas como los Reyes son personas adultas y maduras.

SOTA DE OROS: TIERRA
El temperamento y comportamiento de las personas jóvenes de la Sota de Oros suele ser maduro, asentado, responsable para su edad. Trabajadoras y con sentido práctico.

SOTA DE COPAS: AGUA
Las personas jóvenes de la Sota de Copas son imaginativas, soñadoras y románticas. Pueden ser algo cambiable o con tendencia a la pereza física. En general con buen carácter y cariñosas.

SOTA DE ESPADAS: AIRE
Las personas jóvenes de la Sota de Espadas son muy inquietas, nerviosas, curiosas, muy imaginativas y activas mentalmente. Se comunican fácilmente. También puede representar una actitud de alerta.

SOTA DE VARAS. FUEGO
Las personas jóvenes de Fuego suelen ser muy impetuosas, intrépidas, gustándole las aventuras, los deportes y la acción. Pueden ir de líderes

CABALLERO DE ORO
Representa las características de una persona eficiente y responsable. Inspira confianza. Temperamento tranquilo. También puede representar una propuesta que le hacen a uno.

CABALLERO DE COPA
Persona sensible, enamoradiza y romántica que vive para sus sentimientos. Representa al artista y también al amante.

CABALLERO DE ESPADAS
Persona ágil mentalmente, nervios y rápido. Le gusta desplazarse y viajar, Estar en todos sitios. Le gusta discutir, A esta carta se le puede dar también la interpretación de una noticia.

CABALLERO DE VARAS
Persona de temperamento apasionado e impulsivo, el gran conquistador temerario y dispuesto a la aventura. Puede llegar a ser avasallador  y belicoso. Tiene mucho sentido del orgullo y dispuesto a defenderse.
Este arcano puede representar también cambio de domicilio.

REINA Y REY DE OROS: TIERRA
Persona adulta y asentada, laboriosa, responsable, arraigada, de costumbres. Realistas. No les gusta depender económicamente de nadie. Es una  persona estable.

REINA Y REY DE COPAS: AGUA
Persona sensible y amorosa; de carácter suave y flexible. Tanto el Rey como la Reina representan a familiares o personas que nos quieren.

REINA Y REY DE ESPADAS: AIRE
Persona intelectual, muy comunicativa y maneja bien los datos. Puede resultar algo fría. Puede esconderse detrás del intelectualismo para defenderse de su mundo emocional. También puede ser una persona que representan a la ley o asuntos legales.

REINA Y REY DE VARAS: FUEGO
Persona de carácter y de fuerte temperamento, voluntariosa, noble y generosa. Luchadora y con orgullo.

 

 

ARCANOS MAYORES Y MENORES DEL TAROT